Categorías
gTLD's

¿Cómo se usa un dominio .tel? (Parte I)

Compartir!

Este artículo bien pudo haberse intitulado: ¿Cómo se administran los dominios .tel?, pero hemos optado por simplificarlo, ya que de esto se ocupan precisamente los dominios .tel: De la simplificación.

Lo primero que debemos saber o repasar, es que este tipo de dominios fue creado, para que fuesen dedicados a la creación de sitios webs con dos funciones muy bien definidas, y prácticamente imprescindibles: Que proveyesen de informaciones de contacto (tales como números telefónicos, direcciones de correo electrónico, direcciones postales, páginas de redes sociales, y más), y que estuviesen optimizados para el acceso telefónico (nótese que hemos dicho teléfonico, y no móvil, con lo cual estamos señalando otra particularidad que volveremos a abordar más adelante).

¿Telefónicos o telemáticos?

En el mundo de los dominios y del Internet, empresarios y usuarios siempre han estado pendientes de los posibles significados y usos que se pueden dar a los dominios, con el fin de obtener de ellos el máximo beneficio, tanto desde el punto de vista operativo, como desde el punto de vista económico.

No debemos olvidarnos, por ejemplo, de los ya proverbiales dominios de Tuvalu (.tv), extensamente utilizados (con un consenso general y establecido) para la difusión de contenidos audiovisuales, o de los dominios .fm de Micronesia, utilizados para temas de radiodifusión. Con esto nos referimos a los dominios de países, que se han adaptado en la web para usos generales, y no aquellos globales que al igual que los .tel han tenido un uso pre-definido (como los .mobi, los .pro, etc.).

Sucede, sin embargo, que los dominios .tel bien podrían verse relacionados con todo tipo de aplicaciones telemáticas (sí, hemos dicho aplicaciones, en el sentido amplio que se le daba hace unas décadas, aunque éste abarque o se solape con el que se le da actualmente), más que con la simple telefonía. Esto formaría parte de las imaginaciones de un puñado de usuarios en diferentes partes del globo, los cuales por visión o por capricho habrán visto en los .tel, algo particularmente diferente y promisorio. Mas ha sido frecuente, la queja habitual de gran número de domainers y desarrolladores: Con un formato rígido, poco podría esperarse o hacerse con los dominios .tel (es el lógico comentario de quienes están o estamos, absolutamente familiarizados con el otro tipo de dominios)…

Todo en un .tel

El primer vídeo promocional de los dominios .tel, es bastante sintético y explicativo: Un joven galán cuenta con escasos segundos para comunicarse con una hermosa chica que ha visto en una estación de trenes. Ya sale en un vagón del mismo, y sólo le queda escribir sobre el cristal de la ventana su dominio .tel: Ben.tel. No podría ser más corto. La muchacha inmediatamente toma el dato, y en muy breve lapso ya se encuentran hablando por teléfono. La magia del camino directo y del poder de la palabra. Si a ello añadimos capacidades de posicionamiento en los buscadores de la red (que para éstos dominios cuenta con numerosos escépticos y detractores), posicionamiento en google maps, y otras muchas funciones, estaríamos hablando de mucho poder en un sólo sitio de la web, absolutamente personal y autónomo, una verdadera «prolongación del individuo» tanto en el mundo virtual como en el de las comunicaciones. Allí está la importancia esencial del .tel, aunque podamos resaltarles muchas facetas, o encontrarles muchas funciones. Una de sus principales ventajas sería el costo anual de todo este «paquete de servicios».

Para ser manejados por cualquiera

Teniendo esta particular configuración, los dominios .tel son uno de los conceptos más amplios y democráticos, que a través del Internet se hayan puesto al alcance de las manos de cualquier usuario. Por lo tanto, el que estos recursos no se hayan popularizado de Este a Oeste y de Norte a Sur, en todas partes del globo, constituye un verdadero misterio, sólo en parte explicable por la falta de promoción con la que han contado desde sus comienzos. Seamos claros y sintéticos: Telnic, su entidad administradora, no se ha empeñado en ello, hasta el momento (pero se ha pensado que podría llegar otro momento, en que sí les podría interesar promocionarlos). Domainers y desarrolladores tampoco los promueven, porque no les sacan provecho como al resto de los dominios, los cuales utilizan para desarrollar sitios de la manera convencional. Los registradores se limitan a describir su configuración y los parámetros mínimos para su manejo.

Quienes mayormente muestran su interés, en este tipo de dominios, son las personas interesadas en novedosos cambios que podrían venir en el mundo de las comunicaciones, «geeks» de la web y de los nombres, y los dueños de algunas empresas, mas los desarrolladores de directorios, que les han visto algunas posibilidades, un filón promisorio, si surgiese algún cambio, o alguna imprevista mejora en sus presentaciones (las plantillas de los .tel, a pesar de la lentitud de su desarrollo, van presentando mejoras de diseño, ampliaciones de sus funciones y otros aspectos, los cuales no obstante el haberse presentado en ocasiones después de períodos muy largos, no han dejado de sucederse en ningún momento, permitiendo siempre un hilo de expectativa al observador insistente y avezado…).

Continuará.