Categorías
General

El «padre» del Sarah Lawrence College lava sus crímenes con dominios

Un hombre en el centro del escándalo del Sarah Lawrence College por supuestamente haber usado el mercado secundario de dominios para lavar ganancias criminales.

Categorías
gTLD

5 ejemplos de dominios desafortunados

A la hora de elegir el dominio para tu empresa, negocio, proyecto o lo que quieras, tienes que pensar muy bien en el nombre porque puede salir más desafortunado de lo que te puedas imaginar. Y los dobles sentidos, aunque no los veas, no ser buenos del todo.

Esto ha sucedido en la elección de varios dominios, así que vamos a comentarte algunos que hemos visto por ahí.

Categorías
General

Steve Jobs recupera stevejobs.com

Steve Jobs obtiene su propio nombre de dominio, veinte años después y después de su muerte.

Concretamente lo hizo ComputerSteve Jobs Archive, LLC, la organización formada por la viuda de Steve Jobs, Laurene Powell Jobs. Lograron recuperar el dominio SteveJobs.com por medio de una disputa.

Categorías
General

El dominio de Silent Hill a la venta por poco más de 9.000 euros

Hace años que Konami no usa la web que se aloja en el dominio de la famosa saga, utilizado para promocionar el primer juego en Estados Unidos. Por eso, actualmente, este dominio se encuentra a la venta por menos de 10.000 dólares.

El dominio de internet silenthill.com se vende desde hace un tiempo por menos de 10.000 dólares, concretamente 9835 dólares. No sabemos si el precio es negociable o no, pero no nos parece nada caro para la fama que tuvo en su momento Silent Hill, un nombre que prácticamente todo el mundo reconoce.

Categorías
General

Netflix se llama así porque Rent.com era muy caro

Hay una noticia reciente que nos llama especialmente la atención, y es cómo Netflix obtuvo su nombre. Mark Randolph, cofundador de Netflix, ha publicado una memoria sobre la compañía bajo el nombre That will Never Work.

La historia de la creación de nombre es la de todas las nuevas empresas. Tuvieron que inventar su nombre, así que empezaron con un nombre provisional teniendo claro que no sería el definitivo. El nombre era Kibble porque Randolph tenía y tiene Kibble.com.

En el momento de su lanzamiento, debatieron sobre qué nombre elegir. Habían escrito dos columnas en la pizarra, uno con palabras relacionadas con internet y otro con palabras relacionadas con películas.

La idea era combinar las dos palabras para llegar a un buen nombre con el mínimo de sílabas y letras. No era fácil elegir un nombre fácil de recordar o pegadizo.