Categorías
General

Por qué los dominios del mercado secundario nos parecen caros

Compartir!

A muchas personas o empresas los dominios del mercado secundario que les interesan les parecen caros, incluso aunque hablemos de dominios de más bajo valor.

Sucede incluso con los dominios que tienen un precio de venta de 100 euros, por poner un ejemplo, porque su precio de registro es de 10 a 15 euros. Ya no hablemos de los que superan cierta cifra.

No tienen el precio de registro

Seguramente te haya llegado a lo largo de tu vida alguna oferta de 10 o 20 euros por alguno de tus dominios como si ese fuera un precio justo.

También puede haberte llegado alguna oferta más alta por un precio que vale mucho más, pero el comprador considera hacerte «un gran favor» ofreciéndote ese dinero.

El comprador alegará, y tendrá en su mente, que ese es el precio que vale el dominio porque si lo hubiera registrado él costaría eso o menos.

Sin embargo, él o ella no lo ha registrado. El dominio puedes haberlo adquirido hace años, puede que hace meses, el día anterior, o lo has comprado en una subasta a un precio superior al de registro. Eso da igual, aunque no lo de.

La cuestión es que el comprador no lo ha registrado en su momento, y que si ese dominio no tuviera valor no lo habrías registrado (o sí, pero si tiene un potencial comprador es porque algo vale). La realidad es que ese dominio puede costar más de lo que te ofrecen, por lo que solo está esperando al comprador ideal.

¿Por qué ibas tú a comprar un dominio para venderlo posteriormente a precio de registro? Solo lo harías al comprobar que el dominio no vale mucho y que tu inversión no ha sido buena, pero no ante un potencial comprador.

Cuando tú compras un dominio, estás dedicando tiempo y dinero a ello. Puedes haberlo registrado, adquirido en una subasta o comprado. Puede que lo hayas renovado varias veces hasta la oferta de un potencial cliente y venta final, asumiendo el coste de esas renovaciones. Entre otros.

Los dominios en el mercado secundario de dominios no pueden tener el precio de registro por muchas razones, por eso a algún comprador le puede parecer caro.

Esto sucede sobre todo con los que no tienen ningún conocimiento del mercado de dominios y ante los que quieren el dominio pero no están dispuestos a pagar su valor como inversión para su negocio. Desconocen lo que un buen dominio puede hacer por ellos.

El vendedor pide un precio muy alto

También es verdad que en algunas ocasiones los dominios del mercado secundario parecen caros al comprador porque el vendedor solo los vendería a un precio que es superior o muy superior al precio del mercado.

Esto puede suceder por desconocimiento de lo que cuesta realmente este dominio o porque se le da un gran valor sentimental que hace que no se quiera vender a menos que ofrezcan un precio muy alto.

En este caso, el dominio parece caro porque lo es, pero el vendedor tiene derecho a vender sus dominios al precio que quiera, si alguien está dispuesto a comprarlo por ese precio.

En Namemotion, todos los dominios que se promocionan son a precio de mercado, la mayoría de los que se están a la venta en la web tienen un coste que no supera el precio del mercado.

¿Qué piensas sobre el precio de los dominios en el mercado secundario?

Esta es mi opinión personal para crear debate con respecto al tema. Se aceptan tus opiniones al respecto de por qué los dominios del mercado secundario nos parecen caros. ¿Qué piensas tú?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *