Categorías
Industria Domainer

Nueva directiva de la UE afectaría a los dominios

Compartir!

La Directiva de la UE sobre datos de propietarios de dominios podría traer algunos quebraderos a las empresas de dominios, ya que, aunque no parece prohibir webs anónimas sí que están trabajando en una directiva de seguridad cibernética que podría afectar a los dominios y whois.

El nivel es un poco alto y la forma en que se va a implementar depende de muchas interpretaciones, al menos hasta el momento. Pero al igual que el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE, es un nivel un poco alto y la forma en que se implementaría depende de muchas interpretaciones en este momento.

La Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre las medidas para un nivel común de ciberseguridad alto en toda la Unión incluye un lenguaje en que se sugiere que muchas empresas que gestionan los DNS han de conservar datos sobre los propietarios de los dominios, debiendo garantizar su exactitud. Deben proporcionar estos datos a las autoridades e intereses pertinentes en caso de solicitud previa válida.

Por otra parte, deben cumplir con GDPR en lo que se refiere a datos personales, que destruyó datos personales de Whois, no parece que se prohíban las webs anónimas en la UE. No parece que solicite que se indique información personal de forma pública en el Whois.

Es una directiva, la cual establece objetivos para todos los países de la UE, por lo que cada país lo debe traducir a sus leyes nacionales, por lo que podría haber hasta 27 leyes diferentes.  Lo que no cabe duda es que empieza a acercarse a la industria de dominios, por lo que podría acabar afectándoles de alguna manera en el futuro, e incluso podrían aumentar gastos para las empresas relacionadas con DNS que se los harán asumir a los consumidores, lo que se traduciría en un incremento de precios.

ICANN envió comentarios para tratar de aclarar la directiva y asegurarse de que no encapsule entidades no deseadas, así que habrá que ver cómo evoluciona y en qué se convierte esta nueva directiva en nuestro país y en los demás y cómo afecta a la industria de dominios.