Categorías
gTLD's Uncategorized

Los dominios y las nuevas extensiones

Compartir!

newes

La multiplicación de las nuevas extensiones de dominios que presenciamos en la actualidad, nos plantea una y otra vez, la «relatividad» del carácter de la exclusividad que éstos poseen:

Si hoy nos enamoramos (y registramos) un dominio .website, destinado al nuevo sitio de un proyecto comercial, mañana nos podría parecer igualmente o más propicio, un dominio .trade para el mismo proyecto. Y no podríamos descartar que lo mismo nos sucediese al mirar un dominio .enterprises, o .work, que estuviera disponible.

(Cabe el paréntesis para decir que vienen faltando más alternativas de dominios para el idioma español, en comparación con las que tenemos disponibles en inglés).

El «carrusel» de nuevas extensiones nos obliga a parar (mientras él pasa y pasa, ya que parece que nunca se fuera a detener), y hacernos la gran pregunta de un enorme sentido práctico: ¿Para qué quiero yo este dominio?

Puede estar claro que el valor especulativo de los dominios registrados en nuevas extensiones (y en realidad siempre ha sido así, con pocas excepciones), sólo se hace evidente después de uno o más años de haber sido registrados. Para la mayoría de los inversionistas serios, la paciencia o tiempo de espera forma una parte muy importante de la ecuación. Mas yéndonos al valor de uso, no nos lleva mucho tiempo darnos cuenta, de que se nos presentan como potentes herramientas de personalización de nuestros proyectos en la red, importantes oportunidades para poder usar aquellas palabras claves que siempre nos parecieron lo mejor.

Luego, con el tiempo, las webs desarrolladas con estas extensiones, ayudarán a fortalecer su valor, y nos daremos cuenta de que unas más que otras, calaron o alcanzaron en el mercado, mayores o menores cotizaciones monetarias.

Entre tanto, la opinión personal de quien esto escribe, es que todo el proceso favorece principalmente al dominio .com, haciéndolo más caro y más escaso (en la actualidad, es más difícil que antes encontrar palabras claves disponibles para registros en .com, o su compra en un mercado secundario es de un precio más elevado), apuntalándose (pero sólo un poco en comparación con el .com, aquellas extensiones tradicionales .net, .es, .org y .info).

El Internet continúa creciendo, y crecen en importancia los buenos contenidos, las webs de temas o funciones relevantes y originales.

Desde este punto de vista, los dominios son sólo la plataforma sobre la que marcha o se construyen todas estas cosas. Son casi como un hardware… afirmación osada que debe ser entendida en su justo contexto.

No es que tengan mucho o poco valor, se trata de que es necesario darles el valor correcto.