Categorías
ccTLD

Los .au podrán seguir vendiéndose en el mercado secundario de dominios

Compartir!

Una noticia nos hacía pensar hace unas semanas que los dominios .au podrían tener las horas contadas para los inversores en dominios, ya que podrían aprobarse unas nuevas normas mediante las que además de tener presencia legal en Australia no se permitiría el registro de dominios para vender o acumular.

Para ello se utilizarían inicadores como que el registrante tenga más de 100 dominios no correspondientes con el negocio o marca registrada, que los dominios estuvieran listados a la venta o en subasta, que los dominios no se usen o se encuentren en parking o que el registrador hubiera vendido o transferido dominios no relacionados con la venta de un negocio en los últimos 6 meses.

Pero tras el período de comentarios públicos,  la cosa cambió. La ICA había escrito una carta e nueve páginas con objeciones, como que los dominios genéricos registrados son una actividad legítima, y parece ser que Australia sería el único país donde se quería prohibir la compraventa de dominios. De hecho, ya en el 2008 fue cuando se aprobó que los dominios  .au se pudieran transferir o vender, antes no.

La cuestión es que tras este período, el administrador de registro de nombres de dominio australianos auDA  seguirá permitiendo la inversión de dominios .AU. Esto supone que sí se pueden seguir haciendo inversiones en dominios de esta extensión.

Hay que aclarar que las reglas actuales de los .au prohíben el registro de un dominio con el «único propósito» de venderlo o transferirlo a otra entidad. Esto deja lugar a lagunas legales, ya que sí que se pueden seguir vendiendo o transfiriendo dominios si no se puede demostrar que la compra no fue con el único propósito de venderlo. La sugerencia planteada en los últimos meses no fue seguida, y este es el resultado.

La disposición se centraría en los inversores de dominios de forma desproporcionada, por lo que en sus declaraciones la gerencia de auDA cree que no ha de haber ningún cambio en la posición de la política existente.

También indicaron que el comprobar si un solicitante de registro ha infringido la prohibición de reventa y almacenamiento incrementará los costos de cumplimiento para los solicitantes de registro así como los costos de administración, monitoreo y aplicación de la ley. Los costos pueden ser desproporcionados con respecto al riesgo o severidad del daño a la comunidad por el almacenamiento y costo del registro de un dominio .au.

Por tanto, las cosas seguirán igual y los domainers podrán seguir invirtiendo en esta extensión de dominios. ¿Qué piensas de los .au, te interesan o no te parecen interesantes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *