Categorías
General

La importancia de elegir un buen registrador de dominios

Compartir!

registradores de dominios

Tener un buen dominio es importante, pero saber dónde contratarlo o renovarlo también lo es. Es necesario contar con un buen registrador de dominios de confianza que se adapte a nuestras necesidades concretas como empresas, domainers, desarrolladores web, diseñadores o profesionales online.

Hay muchas empresas o personas que no consideran tan importante contar con un buen registrador, y sin embargo tiene muchas más ventajas de lo que nos podríamos imaginar. Confianza y seguridad son clave a la hora de tomar nuestra decisión.

Por qué elegir un buen registrador de dominios

  1. Compra y gestión sencilla. Con un proceso de compra sencilla, ahorrarás tiempo en la compra y gestión de tus dominios. Esto es muy importante para domainers, pero imprescindible para empresas o personas que no conocen muy bien cómo funcionan los registradores de dominios o quieren agilizar sus procesos al máximo.
  2. Facilidad de transferencia de dominios.  Si eres domainer, vendes dominios en ocasiones o trabajas con muchos dominios, verás esto imprescindible porque tendrás que transferir tus dominios varias veces y quieres que te lo pongan fácil.
  3. Compra segura. Tanto si tienes muchos conocimientos de internet como si tus conocimientos son escasos, es imprescindible comprar de forma segura en cualquier web; por ello, el registrador de dominios te ha de proporcionar una navegación y pago seguros. Debes evitar que cualquiera acceda a tus datos de pago y personales. No confíes en empresas baratas que no conoces porque te puede salir caro.
  4. Posibilidad de renovar automáticamente el dominio o hacerlo cuando tú prefieras. En este último caso, encárgate de que con el registrador vayas a recibir avisos cuando sea el momento de renovar un dominio.
  5. Soporte técnico. Siempre es bueno contar con personal de soporte técnico cualificado capaz de resolver cualquier problema o duda. Mejor si es 24 horas y que hable en tu idioma. Probablemente no serás consciente de lo beneficioso que es esto hasta que lo necesites.
  6. Buenas ofertas. Las ofertas son lo primero que te puede llevar al registrador de dominios, ya que hay muchas de ellas tentadoras, aunque no lo único.
  7. Buenos precios. Además de las ofertas, es necesario valorar los precios económicos y estables para evitar tener que cambiar de compañía cada año una vez que suban los precios.
  8. Sin gastos extra. Gastos como pueden ser el tener que pagar por renovar el dominio después cierto plazo, renovaciones automáticas sin haberlas solicitado, servicios a mayores que otros ofrecen gratis, etc.
  9. Sigue las normativas y legislación actual en su país, por eso si son las mismas que en el país en que resides tendrás la seguridad de que todo funcione como corresponde y no vas a tener problemas legales. Especialmente en materia de protección de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *