Categorías
Noticias

Dueño de una cuenta de Twitter muere tras una campaña de ciberacoso

Compartir!

El capricho de querer conseguir un identificador de Twitter a toda costa llevó a la muerte de una persona recientemente.

Un hombre de Tennessee ha sido condenado a 5 años de prisión tras haber realizado doxing a otro hasta que esto lo llevó a la muerte por un ataque de corazón. Se declaró culpable de conspiración para librarse de otros cargos.

¿Qué sucedió?

Shane Sonderman quería obtener los identificadores de al menos 5 usuarios Twitter. Cuando se negaron, inició campañas de acoso. 

El muerto, Mark Herring, tenía el nombre de @tennessee en Twitter. El Washington Post informa que, de acuerdo con documentos judiciales, Sonderman realizó doxing a Herring en un intento de que la gente lo acosara para conseguir su usuario de Twitter. 

Recibía mensajes de texto, llamadas de teléfono, falsos informes de incendio, pizzas a domicilio, amenazas y más. Él se negó a renunciar a su cuenta en la red social.

Una de las personas que vio su información por primera vez, un menor de Reino Unido, llamó a la policía y les dijo que había un asesinato de una mujer y una amenaza de bomba en la casa de Herring.

Entonces estos se presentaron y, con las armas en la mano, rodearon su casa y le pidieron a Herring que obedeciera sus órdenes. Este murió de un ataque al corazón mientras lo hacían.

Este es el resultado trágico del abuso de las nuevas tecnologías para conseguir lo que se pretende a toda costa, del acoso por internet llevado a las máximas consecuencias.

Via