Categorías
General

Dos rumanos estafaron millones de euros con un falso escrow

Compartir!

El sistema judicial de los Estados Unidos condenó a dos rumanos después de participar en una actividad de una década de propagación de malware informático y de utilizar una red de servicios de escrow falsos para recaudar fondos de hasta 400 mil víctimas.

Según el testimonio en el juicio y los documentos judiciales, Nicolescu, Miclaus además de un co-conspirador que se declaró culpable, operaron en una conspiración criminal de Bucarest, Rumania desde el año 2007.

Todo inició con el desarrollo de malware propietario que se difundió a través de varios emails maliciosos que se hacían pasar por legítimos de entidades como Western Union, Norton AntiVirus y el IRS. Cuando los destinatarios hacían clic en un archivo adjunto, pensando que estaban en un lugar de confianza, el malware se instalaba en su ordenador.

En el proceso, los dos delincuentes rumanos secuestraban las computadoras de las víctimas y robaban información de la tarjeta de crédito. Ahí es donde conseguían estafar a miles de víctimas a lo largo de este tiempo.

La estafa de Ebay, sitios de subastas y falso servicio de custodia online

Según la web del Departamento de Justicia de los Estados Unidos: “Los acusados ​​también pudieron inyectar páginas falsas en sitios web legítimos, como eBay, para hacer creer a las víctimas que estaban recibiendo y siguiendo instrucciones de sitios web legítimo (como en Ebay), cuando en realidad seguían las instrucciones de los acusados”.

Colocaron más de mil anuncios fraudulentos de automóviles, motocicletas y otros bienes de alto valor en eBay y sitios de subastas similares. Las fotos de los artículos se encontraban infectadas con malware, que redirigía los ordenadores que hacían clic en la imagen a páginas web ficticias diseñadas por los demandados que se parecían a páginas de eBay.

Estas web ficticias incitaron a los usuarios a pagar por sus productos a través de un inexistente «Agente de depósito en garantía de eBay»que se trataba de una persona contratada por los demandados. Los usuarios pagaron las mercaderías a los agentes de custodia fraudulentos, quienes a su vez transfirieron el dinero a otros en Europa del Este, que a su vez se lo dieron a los acusados.

Las víctimas nunca recibieron los artículos ni recuperaron su dinero. Esto dio lugar a una pérdida de millones de euros que fueron obtenidos mediante estos servicios de falso escrow.

La estafa tuvo mucho éxito para los estafadores, que lograron hacerse con una gran cantidad de dinero, aunque ahora finalmente han sido arrestados.

Los inversores en dominios y compradores de internet deben asegurarse de hacer sus transacciones en sitios de confianza como Escrow.com o el servicio de Namemotion.com, y siempre comprobar que la web en la que se encuentran es un sitio seguro y legítimo.  Solo así se asegurarán de no ser estafados y recibir aquello por lo que han pagado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *