Categorías
Herramientas Marketing online

Demanda antimonopolio contra Google de EEUU

Compartir!

EEUU presenta una demanda antimonopolio contra Google por abuso de dominio en búsquedas y publicidad.

El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado este martes una demanda civil antimonopolio contra Google por presunto abuso de su dominio en las búsquedas de internet, según ha asegurado el fiscal general adjunto Jeffrey Rosen.

Concretamente, han presentado la demanda contra la matriz de Google, Alphabet, por considerar que la compañía inflinge la ley antimonopolio usando su posición en el mercado para eludir o incluso anular a su competencia.

Consideran que Google mantiene ilegalmente un monopolio de sus servicios y publicidad de búsqueda.

Dicen que la empresa paga a compañías de teléfonos y otros buscadores para que siga siendo el motor de búsqueda básico en estos, lo que llevaría a que otras opciones no tengan las mismas posibilidades.

La demanda más contundente antimonopolio en tiempo

La demanda que se produce precisamente en estos momentos, en plena época electoral, es la acción es la más contundente del Gobierno de EEUU para proteger la competencia en el espacio de búsqueda online tras el caso contra Microsoft hace muchos años.

Podemos recordar con ella la demanda que se había presentado contra Microsoft Corp en 1998, pero también es de mención el caso de 1974 contra AT&T que llevó a que se rompiera el sistema de telecomunicaciones Bell.

A esta denuncia se sumaron 11 estados, e indica que «a falta de un fallo judicial, Google seguirá con su estrategia anticompetitiva, paralizando el proceso de competencia, reduciendo las opciones de los consumidores y sofocando la innovación».

El gobierno indica que Google realiza casi el 90% de todas las consultas generales en motores de búsqueda en Estados Unidos, además del 95% de las consultas en teléfonos móviles.

Esta acción podría ser un claro precursor de acciones antimonopolio similares sobre grandes nombres tecnológicos como podría ser Facebook, Apple y Amazon.

¿Qué responde Google ante la demanda de EEUU?

Google responde a la demanda considerando que esta es profundamente defectuosa. Aseguran que los usuarios usan Google porque es su decisión, no porque se les fuerce o no tengan otras alternativas a mano a las que recurrir. Pudiendo acceder a otras opciones, los usuarios eligen Google.

Dicen además que la búsqueda de Google ha puesto la información del mundo al alcance de más de mil millones de personas y que llevan mucho tiempo trabajando constantemente para ofrecer el mejor motor de búsqueda a la población en general.

Para ellos, la queja está basada en dudosos argumentos antimonopolio para criticar los esfuerzos de la compañía en hacer que la búsqueda esté fácilmente disponible para las personas, ya que pagan por promocionar sus servicios como cualquier otra empresa o negocio.

Negocian acuerdos con otras empresas para promocionarse, pero no por ello sus competidores no están disponibles para usar.

También son fácilmente accesibles, pero muchos usuarios prefieren Google, y no precisamente porque sean forzados a ello. Además, según ellos, estos acuerdos pasan diversas revisiones antimonopolio.

Aseguran estar confiados en que un tribunal dejará patente que esta demanda no cuadra ni con los hechos ni con la ley.

Consideran que esta demanda no haría nada a favor de los consumidores sino que les llevaría artificialmente a alternativas de búsqueda de menor calidad y aumentaría los precios de los teléfonos entre otras consecuencias.

Si es cierto lo que dice Google o tiene más razón EEUU es algo que cada uno debe valorar en función de lo que considere. Seguro que tú tienes una opinión al respecto así que esperamos por ella.

¿Qué puede hacer esta demanda por el mundo de los dominios?

No sabemos qué puede traer esta demanda, sin embargo nos planteamos el hecho de que esta situación podría ayudar a incrementar, como en tiempos antes, el tráfico directo a los dominios.

Los usuarios no solo se plantearían Google y otros motores de búsqueda sino que también podrían decantarse por acceder directamente a los dominios. Algo que se sigue haciendo, pero no tanto.

Puede ser especular, pero es interesante saber qué sucede con la demanda y cómo puede esta afectar al mundo de los dominios. ¿Qué piensas al respecto?