Categorías
Industria Domainer

Curioso caso: Tribunal anula la decisión de la UDRP de VisitQatar.com

Compartir!

Después de un UDRP por este dominio, un juez está de acuerdo con el propietario de VisitQatar.com en que no se está produciendo ciberocupación con este dominio.

El juez de distrito de los Estados Unidos, Daniel D. Domenico, falló a favor del propietario  de este dominio en una demanda por ciberocupación.

En un caso complicado que finalizó en el 2019, el Consejo Nacional de Turismo de Qtar ganó una UDRP contra Teymur Mehdiyev por el dominio VisitQatar.com.

Este presentó una demanda para suspender la transferencia del dominio VisitQatar.com que tenía desde el 2016 (aunque alguien lo había registrado antes en el 2004).

¿Cómo se tomó la decisión?

La decisión de fallar a favor de Teymur Mehdiyev en la corte muy sencilla por una diferencia entre la UDRP y la Ley de Protección al Consumidor Anticiberocupación (ACPA).

El Consejo Nacional de Turismo de Qatar empezó a desarrollar una marca comercial para Visit Qatar en 2015, entre la primera fecha de registro y la adquisición del actual propietario.

Los panelistas de la UDRP generalmente consideran la fecha de adquisición del dominio por parte del propietario actual para determinar si este fue registrado de mala fe, mientras que algunos tribunales consideran que la clave para determinar ciberocupación es la fecha de registro original. Como alguien registró el dominio en 2004, no se considera ciberocupación.

El juez comparó la adquisición de un dominio con una propiedad inmobiliaria: “Si bien el propósito obvio del artículo 1125 (d) es prevenir la ciberocupación, también ayuda a proporcionar a quienes poseen o están desarrollando marcas potencialmente distintivas un incentivo para elegir marcas que no sean similares a los dominios que ya están registrados o, quizás, para comprar esos dominios antes de que gasten una buena voluntad significativa en la creación de sus marcas similares. Permitir al propietario de una marca deshacer un registro preexistente que de otro modo sería válido llamándolo ciberocupación sería similar a construir una casa en un terreno sujeto al gravamen de otra persona y llamar al acreedor precario un ocupante ilegal. Los incentivos creados al permitir esa posibilidad socavan los propósitos más amplios de la Ley y no son necesarios para prevenir una verdadera ciberocupación.”

via