Categorías
General

Curiosidades sobre dominios que han caducado y fueron registrados por otros

Compartir!

curiosidades descuido dominios renovar

A finales del 2015, Sanmay Ved (ex trabajador de Google) consiguió hacerse con el dominio de Google.com por poco más de 10 euros. La compañía tuvo que desembolsar una generosa cantidad para comprar el dominio poco después de eso. Ved aseguró que donaría la cantidad a caridad, por lo que Google decidió duplicar su oferta.

La Iglesia Bautista Open Door de Carolina del Sur es conocida por ser una de las más homófobas del mundo. Van a eventos hay y hacen piquetes con carteles condenándolos al infierno. Tuvieron que pagar caro su descuido cuando también en el año 2015 olvidaron renovar su dominio, alguien lo registró sabiendo de quién era y lo redirigió a una web porno gay. El dominio ahora está a la venta.

El gobierno ha decidido dejar de renovar su dominio de la Comisión Nacional de la Competencia, no por descuido sino por una decisión tras haber dejado de existir la institución como ente independiente, y ahora este dominio registrado nuevamente en 2017 lleva una página que habla entre otras cosas del negocio de las bragas usadas.

Heinz también decidió no renovar el dominio una de sus promociones entre los años 2012 y 2014, lo que hizo que en el año 2015 fuera registrado por alguien que utilizó el dominio para un sitio porno. La próxima vez seguro que lanzan sus compañías en su dominio principal, Heinz.com.

En el año 1999, Microsoft olvidó renovar su dominio Passport.com, por lo que el servicio dejó de funcionar un tiempo. Michael Chaney pagó 35 dólares por él y se lo dio a Microsoft. La compañía tuvo tanta suerte que no escarmentó, y en 2013 olvidó renovar hotmail.co.uk. Lo recuperó a los pocos días porque lo registró una persona que decidió devolvérselo.

Foursquare estuvo temporalmente inactivo en el año 2010 por una supuesta temporal del servicio sin muchas consecuencias. Esto es debido a que un día después Godaddy  cambió las DNS y puso su propia web y Foursquare reaccionó a tiempo para volver a tener la propiedad del dominio.

¿Te acuerdas de algún otro caso destacable en que una compañía olvidó o dejó de renovar su dominio y el resultado fue cuando menos curioso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *