Categorías
PYMES

Cómo evitar aparecer en las listas negras de dominios

Compartir!

Las listas negras de dominios pueden ser perjudiciales para cualquier negocio, incluso acabando con él si depende íntegramente o en gran parte de internet.

Lo cierto es que podría dar considerablemente la reputación y beneficios del negocio. Por ello, es necesario dedicar tiempo a evitar aparecer en ellas además de buscar un buen posicionamiento y promoción de la web.

Solo haciendo esto podrás evitar daños, en muchas ocasiones irreversibles, al negocio que se encuentra tras el dominio en concreto. Si tienes un buen dominio, ¡no dejes que lo dañen!

Principales listas negras a evitar

Las principales listas negras en las que debes evitar aparecer son:

  • Las de seguridad. Porque tu web cuente con malware, phishing, sistema de nombres de dominios y listas negras de spam. De proveedores de soluciones de seguridad y organizaciones independientes. Para evitar caer en ellas debes comprobar que tu domino esté siempre libre de amenazas.
  • La de Google, ya que es el principal motor de búsqueda utilizado en todo el mundo. Los sitios que se incluyen en esta lista pueden llegar a perder hasta el 95% de tráfico orgánico.

Protege tu dominio para que no aparezca en listas negras

Para  proteger un dominio, se requiere monitorizar en búsqueda de signos que lo comprometan y arriesguen su prestigio. Hay muchas cosas que se puede hacer al respecto, evitando que nuestro dominio salga perjudicado:

  • Verifica los formularios de comercio electrónico o de contacto para comprobar que no lleven a ningún otro lugar que el indicado, que son bases de datos y procesamiento de pago seguros.
  • No redirijas tu web a otra página externa, ni permitas que esto suceda. Comprueba los enlaces externos, especialmente en búsqueda de enlaces sospechosos.
  • Si tienes quejas de usuarios que dicen que les quites de tu lista de correo, pero no tienes ninguna o consideras que no tiene que ver con la actividad que realizas de email marketing, asegúrate de que todo está bien.
  • Comprueba los anunciantes en búsqueda de acciones maliciosas, ya que a veces el perjuicio de tus dominios se puede deber a los anuncios o acciones de anunciantes.
  • Revisa las web que tienes abandonadas o casi no actualizas, podría darse alguna de estas circunstancias o estar infectada.
  • Comprueba con frecuencia si hay algún problema o situación sospechosa en tu dominio, incluso puedes usar alguna herramienta de monitorización para ello.
  • Evita comprar dominios que estén en las listas negras de dominios o hayan sido maliciosos anteriormente. Puedes comprobar qué hubo en un dominio antes en Archive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *