Categorías
General

Cómo descubrir que una web o tienda es falsa o legítima con el dominio

Compartir!

web falsa

En vista de que cada vez hay más engaños en internet, muchos de ellos por webs que se hacen pasar por otras, es muy importante andar con cuidado. Por eso, te vamos a comentar algunas cosas que te ayudarán a reconocer webs o tiendas falsas.

Cómo reconocer una web que no es legítima

  • Mira bien la barra de direcciones del navegador y fíjate en el dominio de la web. ¿Realmente es la web que dice ser? Puede cambiar un pequeño detalle, observa detenidamente el dominio.
  • Mira si la conexión es segura, lo suelen indicar los navegadores y también puede ir precedida de un https.  Si es una tienda online, generalmente suele tener certificado digital para verificar su autenticidad. Aunque esto no es garantía absoluta.
  • Comprueba en el informe de transparencia de Google para ver si la web es segura.
  • El contenido de la página. No tan importante como el dominio, el contenido puede darnos muchas pistas. Sobre todo si se aprecian malas traducciones, logos o imágenes que no son de buena calidad, ofertas imposibles y otros detalles.
  • El pie de página, no contiene información de la empresa que hay detrás o solo lo más básico. Tampoco hay enlaces a Privacidad, legal o similares. Comprueba que haya un apartado de contacto.
  • Si el método de pago no es seguro, no te arriesgues a hacer ninguna compra en una tienda online. Tampoco proporciones datos personales, por mucho que pienses que no pueden hacer nada con ellos.
  • Puedes intentar descubrir el whois de la web para determinar quién ha registrado el dominio.
  • Si es una página nueva, puede ser interesante consultar opiniones acerca de la página o sus productos antes de hacer una compra o dar datos.
  • Si vas a entrar a un servicio o web al que supuestamente has entrado muchas veces, escribe directamente el dominio en el navegador.

Aunque hay muchos factores a los que prestar atención a la hora de determinar si una web es legítima o no, está claro que el dominio es uno de ellos.

Por eso, los negocios se preocupan cada vez más por tener su propio dominio e incluso protegerlo adquiriendo dominios similares para que los estafadores no se aprovechen de su buen nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *