Categorías
Noticias

Ceder los derechos de la página principal reservándose los del resto

Compartir!

Existe gran cantidad de técnicas de monetización y gestión de los nombres de dominio, aunque afortunadamente, siempre hay hueco para la prueba de nuevos formatos y la innovación.

Imaginemos que tenemos un nombre de dominio posicionado -por su calidad- en un sector económico concreto (como la moda) y optamos por ceder el uso a un tercero de la página principal del indicado dominio y nos reservamos los derechos de uso del resto del ejemplar, configurándose así como una fórmula intermedia entre el arredamiento y su gestión.

De esta manera cederíamos temporalmente la página principal de ese dominio, directamente o a través de sistemas de afiliación, a un tercero relacionado con la temática del dominio, pero nos reservaríamos el uso o cesión de subdominios u otras carpetas para el desarrollo de blogs, foros, noticias, videos, etc.

Sin lugar a dudas, el cesionario de la página principal (mediante la instalación de un marco o sistemas similares), se vería beneficiado, sin necesidad de adquirir este dominio, del tipeo directo y de la popularidad del ejemplar-marca (incrementada esta última por el posicionamiento complementario en el mercado del resto de páginas) para la promoción temporal de sus marcas, productos y servicios.

El cedente o propietario, por su parte, mantiene la titularidad del dominio, recibe las contraprestaciones económicas pactadas por la cesión de la página principal (que pueden ser fijas o a comisión de venta, suscripción y/o impresión) y obtiene los rendimientos procedentes del resto de páginas del sitio.

Quién sabe -si no existen inconvenientes de índole técnica que ahora no se advierten- si esta puede ser una manera de advertir la importancia de los subdominios, de impulsar el arrendamiento de nombres de dominios, o incluso, una manera más rentable y efectiva, que este último, de explotar dominios.