Categorías
PYMES

8 errores frecuentes al elegir un dominio

Compartir!

errores elegir dominios

Hay muchos errores que se suelen cometer en la selección de dominios para empresas, marcas, productos, servicios u organizaciones. Si no quieres que te suceda a ti, descubre algunos de los errores más frecuentes a la hora de elegir un dominio.

Si vas a crear una marca, no comprobar antes el dominio

Una vez que tienes tu propio negocio, valorar la posibilidad de tener el dominio disponible o presencia online en redes sociales y demás es diferente que cuando vas a empezar.

Si vas a crear un negocio, consulta antes que el dominio esté disponible, que puedas registrar el nombre en redes sociales, que no hay un competidor de tu sector con ese nombre y todo cuanto consideres.

Antes de elegir y reforzar la marca, y sobre todo de diseñar la imagen corporativa, valora el dominio.

Usar números o guiones

Uno de los errores que más se comete a la hora de elegir un dominio para un negocio que tenga presencia online es utilizar guiones o números por no encontrar disponible la opción deseada, o por pensar que posicionan mejor.

Lo cierto es que es mucho mejor optar por un dominio sin guiones ni números.  En caso de que este no esté disponible, las alternativas son comprarlo a su propietario, elegir otra extensión o pensar otro nombre relevante.

Hay que tener en cuenta que los dominios con guiones o números pueden ser más ambiguos, difíciles de comunicar o pueden incluso no pasar la prueba de radio.

Registrar un dominio largo

Los dominios largos son más complicados de escribir y de difundir, por ello cuanto más corto sea el dominio mucho mejor. Por otro lado, cuanto más largo de escribir es más probable que los usuarios de internet se equivoquen en la barra de navegadores.

Los dominios cortos son más fáciles de escribir, recordar y compartir.

Dominio difícil de pronunciar o escribir

No son pocos los casos de empresas que optan por dominios de difícil pronunciación o escritura por considerarlos más originales, o por no darse cuenta de la importancia de estos dos factores.

Si al usuario le cuesta recordar un dominio, no podrá hablar de él. Cuando quiera volver, también le costará. A los usuarios de internet y potenciales clientes hay que ponerles las cosas fáciles sino se irán con la competencia.

Elegir un dominio parecido a otro

Hay dominios ampliamente reconocidos por el público desde hace mucho tiempo, muchos de ellos marca. Seguramente hayas tenido la intención de comprar un dominio similar para reproducir el éxito de estas empresas.

No lo hagas, sé original y ten un dominio único que identifique a tu negocio. Solo así crearás tu propia marca y ganarás prestigio en tu sector.

No valorar otras extensiones

Si el .com es el rey y no se encuentra disponible, no está a la venta o no puedes permitírtelo, puedes valorar otras extensiones. Como el .net, .es, .eu o nuevos gTLD. Hay muchas extensiones disponibles entre las que elegir como para limitarte solo en una.

No comprar un dominio por “ser caro”

El que un dominio sea o no caro depende de muchos factores. Puede parecerte caro y estar a un precio por debajo de su valor, o puede parecerte caro porque reconociendo su valor no tienes dinero disponible para la adquisición.

Comprar un dominio que entra dentro de las posibilidades de tu negocio y mejore tu visibilidad online es la mejor inversión que puedes hacer.

Uno de los errores más curiosos es la de negocios que no compran un dominio porque les cuesta 100 o 300 euros en lugar de los 10 euros que quieren pagar por considerarlo su valor. Acaban adquiriendo dominios muy inferiores en calidad, y eso en un negocio se nota.

Consultar un dominio disponible y dejar para más tarde el registro

Si consultas el dominio que deseas y se encuentra disponible, no esperes más para registrarlo. Puede que si lo hagas alguien lo adquiera, y si lo ha hecho para especular querrá pedirte más de lo que pagarías por el registro. No dejes escapar oportunidades.